jueves, agosto 18, 2005

Diablos



Demonios
Diablos, nos enfrentamos a ellos cada día, a cada hora, en cada decisión, cada momento importante, nos aconsejan al oído, al interior puro de nuestro ser, tocan lo mas vulnerable y... ¿caer en la tentación?
Conciencia diabólica
Conciencia angelical
Conciencia, maldita conciencia, consejera de conveniencia, transfigura verdades a voluntad, nos engaña o nos tortura antes o después de las acciones. Pero, a fin de cuentas, somos nosotros quienes decidimos que hacer.

2 comentarios:

Filos en Mundo de Sofía dijo...

Siempre es nuestra responsabilidad, hasta la de desición de no hacerlo y dejarnos influencias nos afecta, pero a fin de cuentas, los demonios se llaman malditas casualidades de la vida, que dependiendo del beneficio o perjuicio a nuestra conveniencia juzgasmo, que es bueno o que es malo, mientras no afectes a un tercero, uno es libre de tirar el mundo.

Elva*

Alejandrilandia dijo...

La conciencia, la verdadera esencia del alma es pura, clara y buena, las posibles distoriciones que impiden que esa consciencia salga a la luz a esos los denominamos demonios.
Lo mejor seria quitarnolos de encima y dejar que esa chispita divina nos hable... pero mientras nosotros tenemos la decisión, como dice Elva, de escoger cual camino seguir..