martes, septiembre 27, 2005

ahora si la regue


ayer por la tarde-noche recibí unas lecciones de valores que me hicieron sentir como una vil cucaracha o lo peor de lo que su imainacion sea capas de concebir. Me enseñaron con el ejemplo lo que es tener PALABRA, y cumplirla aunque alla que cortarse uno sin decir ni pío. Me enseñaron también que las personas son libres de hacer lo que les plazca y que nadie obliga a nadie a hacer algo que no quieran, que el estar junto a una persona no debe ser por deber o por compromiso sino por placer y que el verdadero sentimiento de amor hace a todo lo demás pequeño.

4 comentarios:

Filos en Mundo de Sofía dijo...

La palabra es a veces lo único que nos queda, por eso hay que hacerla valida, que tan fácil era antes prometer las cosas y la gente creia en la gente, hoy no puedes confiar en nadie.

Asi que a veces vale la pena que cuando uno se comprometa, se comprometa con uno mismo antes que con los demás, es tan fácil hablar, el chiste es hacer el compromiso entero con las palabras que decimos, porque si de nada sirve hablar entonces mas vale que nos quedemos callados...

Elva*

Alejandrilandia dijo...

Sabes lo que creo importante es que la recibiste y al parecer el mensaje se quedo en ti. Solo nos queda levantar la cabeza para el siguiente catorrazo y porque no la siguiente sonrisa.

DarkEngel dijo...

Muy valiosas enseñanzas las que te dieron y que me alegro que compartas porque nunca está de más que alguien te las recuerde...
Saludos ^^

Maia dijo...

pienso que dentro de cada uno ese pensamiento existe, lo extraño es que deban decirnoslo para darnos cuenta que es asi,
gracias por eso, creo que me hacia falta
saludos